Potaje de vigilia


Ingredientes (5-6 personas):

400 g de garbanzos
400 g de bacalao salado sin piel ni espinas
300 g de espinacas
4 dientes de ajo
pimentón de la Vera picante
aceite de oliva
1 hueso de jamón

Preparación:

Lo primero es desalar el bacalao, para ello lo pondremos en un cubo con abundante agua fría que mantendremos en el frigo entre 24 y 48 horas, dependiendo del grosor, antes de consumir y le iremos cambiando el agua cada 8 horas. La noche antes de elaborar el plato también hemos de poner los garbanzos a remojo.
Ponemos una olla con agua a hervir y cuando hierva añadimos los garbanzos ya remojados y escurridos y, una pizca de sal, una hoja de laurel y el hueso de jamón y los cocemos el tiempo necesario, quitando la espuma que les sale. Cuando estén tiernos quitamos el hueso y añadimos las espinacas troceadas, si son frescas con que estén un par de minutos llega.
En una sartén con un buen chorro de aceite loncheamos y doramos los ajos, ponemos el bacalao y lo guisamos un poco añadiendo al final el pimentón picante y lo añadimos a la cazuela con garbanzos y espinacas dejándolo un par de minutos para que mezclen los sabores. Es un plato riquísimo y muy típico de estas fechas.

4 comentarios:

Bulma dijo...

Hola gracias por pasarte por mi blog, me quedo mirando tus recetas son muy interesantes
Besos

Begoña dijo...

Gracias por pasar por mi cocina
El potaje es uno de mis platos favoritos, algún día subiré a mi blog el que yo hago

El tuyo está diciendo cómeme !!!!!!

Un besito nos seguimos

La cocina de mi abuelo dijo...

buen potaje, muy rico

Begonia dijo...

Este potaje me encanta, suelo hacerlo por Semana Santa, por lo tanto esta al caer.
Besitos